Por qué los coworkings están sustituyendo el trabajo desde casa - Coworking Barcelona Poblenou

Lo repetiremos hasta el cansancio, pero el paradigma del trabajo ha cambiado completamente desde hace unos años para acá. Ya sabemos que hoy día no es necesario trabajar en una oficina o ser miembro de plantilla de una gran empresa para considerarnos trabajadores activos dentro del mercado laboral. Así como los conceptos han dejado de ser los mismos, los espacios donde hacemos nuestro trabajo también han sabido renovarse para adaptarse -o acostumbrarse- a las nuevas necesidades de cada profesional.

C_BOWI_30

Está bastante claro, pues, que hablamos de autonomía y que ésta es, por muy seguro, una de las principales premisas para trabajar felices: libertad de horarios, sin estructuras ni esquemas laborales tradicionales que condicionen nuestro trabajo.  Sin embargo, desde que el autónomo, freelancer o fundador de una startup es un trabajo más dentro del mundo profesional, los espacios también se han transformado, y lo que antes era el cuarto de estudios de nuestro apartamento hoy es nuestra oficina particular. ¿Ha sido éste un cambio para bien o para mal?

Trabajar desde casa: pros y contras

Trabajar desde casa suena tentador, sí, pero hay que ser cuidadosos a la hora de convertir nuestro hogar en nuestra oficina,  dicen desde la revista Forbes.

Las dificultades del trabajo desde casa pueden ser varias. Para las empresas, comentan en el artículo de Forbes, un trabajador no debe ser sólo un individuo que complete tareas en función del crecimiento o la ganancia económica, sino que, para mantener una estructura empresarial sana y productiva más allá de lo capital, los valores de la comunicación, el compartir y el sentido de la competitividad, le brinda agilidad e innovación a la marca. Como dicen por ahí: una compañía es sólo tan buena como lo son sus trabajadores.

Work in the Office
Trabajar en la oficina convencional, con más interacción con la empresa pero menos libertades personales

Pero los problemas no sólo se miden desde los intereses del empleador. El freelancer o trabajador autónomo también experimenta sus dramas personales cuando decide cambiar la silla ergonómica de la oficina por el sillón de casa. Es el caso del llamado efecto pijama, donde la persona no se organiza, se distrae y no cumple las funciones que se le han encargado al no delimitar correctamente la conjunción del trabajo y el hogar. La metáfora del pijama -que en el fondo es bastante acertada- representa un caso muy criticado por empleadores que, al contar con teletrabajadores, no pueden ejercer un control directo sobre estos y por tanto no se cumplen las metas marcadas por la coordinación.

A pesar de ello, según una encuesta elaborada desde el Global Workplace Analytics, en los Estados Unidos el llamado teleworking o trabajo desde casa creció 73% entre los años 2005 y 2011. Los trabajadores desde casa comentaban que eran más productivos, eficientes y que se sentían más felices. Además, el ahorro en gastos de transporte o alimentación fuera de casa es un gran incentivo, sobre todo en los países donde la crisis económica ha afectado a trabajadores y familias por igual.

La fuerza del trabajo virtual, impulsada por las nuevas tecnologías y una mejor distribución de las conexiones a internet y Wi-Fi, ha disparado esta posibilidad y ha facilitado el hecho de que la locación no sea un impedimento para realizar un trabajo de calidad. Un buen freelancer o autónomo tiene claro que, para triunfar, tiene que saber actuar con autonomía, establecer una programación semanal y cumplirla, y ser productivos a la vez que asumen responsabilidades.

<img class="size-large wp-image-824" src="http://www.bcnewt.com/wp-content/uploads/2014/11/Home-Office-1024×682 recommended you read.jpg» alt=»Home Office» width=»474″ height=»315″ srcset=»http://www.bcnewt.com/wp-content/uploads/2014/11/Home-Office-1024×682.jpg 1024w, http://www.bcnewt.com/wp-content/uploads/2014/11/Home-Office-300×199.jpg 300w, http://www.bcnewt.com/wp-content/uploads/2014/11/Home-Office.jpg 1280w» sizes=»(max-width: 474px) 100vw, 474px» />
Trabajar desde casa ofrece muchas libertades, pero el contacto con compañeros de trabajo es nulo y hay más distracciones

El coworking como alternativa

Al final del artículo de la revista Forbes, dejan una conclusión poco alentadora: Paradójicamente, la tecnología que en su momento hizo posible trabajar desde casa, está conspirando ahora para mantener a los trabajadores en la oficina. No obstante, y aunque hay factores que pueden hacer que el trabajo desde casa sea en ocasiones difícil de sobrellevar, los coworking spaces, una suerte de híbridos entre el trabajo en la oficina y el trabajo en casa, dinamizan la vida laboral de la persona demarcando y delimitando las formas de trabajo. No sólo hay una distinción clara entre vida laboral y vida personal, sino que a su vez despeja la idea de volver a encerrarse en la oficina convencional, vamos, la de toda la vida, que aborrecemos.

Trabajar desde casa, en la oficina (English office in London © Phil Whitehouse) o hacer coworking en BCNewt
Trabajar desde casa, en la oficina (English office in London © Phil Whitehouse) o hacer coworking en BCNewt

En este sentido, el truco de los coworkings está en ser las dos cosas a la misma vez sin ser ninguna de ellas. Nos explicamos. ¿Cómo hacer del trabajo un placer y triunfar en el intento? La respuesta está en la mutabilidad de las oficinas compartidas. La tendencia ha tomado una nueva ruta, y muchos freelancers que antes trabajaban en casa han decidido pasar a las oficinas de trabajo compartido. No sólo hay un componente psicológico en este cambio. Es decir, el trabajador no quiere únicamente diferenciar su casa de su oficina, su vida laboral de su vida profesional; sino que también espera servicios y funcionalidades que normalmente no obtendrá al estar en casa: domiciliación postal y telefónica, impresoras, fotocopiadoras, salas de reuniones y equipos audiovisuales. Y, más importante aún, establecer un punto de encuentro para el networking.

Work Life © Andrew Leddy
¿Trabajar desde casa o en la oficina? La decisión es complicada, pero un coworking space puede ser la respuesta. Work Life © Andrew Leddy

En la época de la hiperconectividad, no sólo debemos interpretar esta palabra como la evolución de las conexiones informáticas y digitales, sino como un sinónimo de intercambio creativo, personal, donde profesionales de la comunicación pueden interactuar con profesionales de la tecnología, la arquitectura o el diseño, algo impensable desde una perspectiva tradicional o casera del trabajo. Esta combinación es parte de la marca del coworking, un espacio que ha permitido renovar lo que entendíamos por trabajo. El vicepresidente y CFO de Google, Patrick Pichette, decía en su momento que prefería los trabajos en las oficinas del gigante de internet porque encontraba algo especial en el hecho de compartir el almuerzo con sus compañeros, un no sé qué mágico a la hora de sentarse juntos a la mesa, compartir ideas y el tiempo juntos, y decirle a otro compañero: Hey, ¿qué piensas acerca de esto? En casa, este intercambio o diálogo no existe; y en la oficina, a menos de que seas una macro empresa como Google, parece poco probable que esto ocurra por la estructuración formal de las mismas. Aquí es donde entran en escena los coworkings, rediseñando el paradigma.

En definitiva, bien sea que se trabaje desde casa, en la oficina o en el coworking, el espacio de trabajo debe ser un área funcional donde el trabajador pueda experimentar una interacción constante consigo mismo y los demás. Trabajar, en estos tiempos, es sinónimo de ayuda, y no es posible crecer -como empresa, como emprendedor, como creativo- sin suscribir nuestras ideas al feedback de los demás. Ésta es la filosofía del coworking, y es por esta razón que cada vez gana más partidarios a la hora de escoger un espacio de trabajo. ¿Trabajo desde casa  o en la oficina? No, yo hago coworking, al estilo de Paul y Sarah en el vídeo 😉

C_HANATEC_1

Gustavo Franco

BCNewt Manager at BCNewt Coworking
As an enthusiastic entrepreneur, in 2014 I created BCNewt Coworking, aimed to create sustainable workspaces.
Gustavo Franco
3 Comentarios
  1. Julian Marinov 5 años

    Muy buen articulo chicos! Estaría bien también hacer algun experimento con datos concretos. A mi por ejemplo me gusta vigilar mi productividad trabajando desde casa con software y en el momento en el que mi entorno de trabajo cambia podre ver claramente la diferencia de mi productividad.

    • admin 5 años

      Gracias Julián, aquí estamos para comentar todas estas cuestiones. El experimento puede ser curioso, pero la eficiencia no es sólo cuestión de tiempo, también de contar con ideas frescas y conocimientos actualizados, que puedes recibir de otras personas que comparten un espacio como BCNewt.

  2. […] contenido de esta entrevista no dejes de leer Entrevista a Jordi Silvente, presidente de COWOCAT, Por qué los coworkings están sustituyendo el trabajo desde casa o Hablemos de la evolución del […]

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

BCNewt Coworking SL 2019

The first coworking space 100% sustainable in Barcelona.

Logo & Visual Identity: Eleonora Majorana / Photography: Gerardo Angiulli / Web Design: All Media Consulting

Call Now
Directions

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?